Rituales de belleza: Premio a la constancia

A tres meses de dar la bienvenida a mis 55 años, agradezco a mí madre su empeño desde que era jovencita en que prestara atención a mí piel y escote, pues como ella bien decía: “la cara de una mujer llega hasta el pecho”. Y para qué vamos a engañarnos, me en-can-ta cuando me echan diez años menos! Y todo gracias a los 10-15 minutos que he dedicado cada día al cuidado de mí piel desde mis quince añitos (qué lejos están!), porque queridas amigas, el tiempo pasa para todas, y sí, le puedes ganar el pulso.

El primer mandamiento es mantener la piel limpia por lo que es necesario realizar una limpieza tanto por la mañana como por la noche. Lo peor que podemos hacer es obviar este trámite, no vale levantarse, aclararse con agua y maquillarse directamente. Y no menos importante es irse a la cama después de haber estado sometida durante todo el día al sudor, polución, besitos, etc. lo que impedirá que ésta recupere su equilibrio y la mantengamos libre de impurezas. 

Mi rutina diaria comienza limpiando mi rostro con un cepillo manual, que prefiero a los eléctricos pues irritan mucho mi piel y además, me permiten aplicar la presión apropiada, aunque la elección depende de cada una de vosotras.Recurro desde hace ya muchos años al gel facial de Avène, Cleanance, que te deja la piel limpia y fresca proporcionando una agradable sensación calmante. Se presenta en un envase de 200ml y su precio es de unos 10,86€. Te durará entre 7-8 meses, ya que se necesita muy poca cantidad.

El siguiente paso, consiste en aplicar el contorno de ojos y crema hidratante. Para el contorno de ojos, soy incondicional desde hace años a La Prairie ,  Cellular Contour Cream para el día y el Revitalizing Eye gel para la noche. Su precio es un poco elevado pero realmente merecen la pena, 133€ la primera y 163€ la segunda. En la web las puedes encontrar a un precio mucho más reducido o puedes aprovechar las rebajas y beneficiarte de descuentos de hasta un 30%. Su ventaja: Duran de 6 a 8 meses pues son muy fluidas. Tú piel ya estará lista para el maquillado.

Para el día, utilizo en estos momentos Hydraphase intense de La Roche-Posay.  Su precio 38€ Suelo cambiar de crema en función de las necesidades de mi piel, pues no son las mismas, en verano que en invierno, y por supuesto, éstas varían en función de la edad y del clima del lugar donde residas habitualmente. La obligatoriedad de tener que cambiar de hidratante cada cierto tiempo porque dejan de ser efectivas, es tan sólo un mito, si una crema te funciona ¿porqué cambiar?

Ya por la noche, dedico a la limpieza unos minutos más, puesto que ya dispongo de más tiempo y comienzo en primer lugar desmaquillando ojos y labios con el agua micellar de La Roche-Posay que comencé a utilizar hace un par de meses. Y no sé si ha tenido algo que ver, pero mis pestañas han sido las más beneficiadas, son más abundantes y más largas. Sorprendente, pero os aseguro que cierto!

Procedo de nuevo con el cepillo y el gel Cleanance, finalizo con el agua Micelar en rostro y escote, cómo si de un tónico se tratara; que terminará eliminando cualquier resto de maquillaje que haya podido quedar en la piel.

Y de nuevo contorno de ojos e hidratante o nutritiva.  Yo ahora mismo necesito mucha nutrición y frenar aquellos factores que aceleran el envejecimiento de mi piel; por  mi edad y por mi modo de vida, pues paso mucho tiempo al aire libre. Substiane Soin de La Roche-Posay  me aporta el equilibrio perfecto, y por un precio de tan sólo 33€. Como veis, no es necesario invertir una fortuna en cosméticos, salvo algún capricho!

Finalizo, antes de ponerme mi sujetador especial Pillow Bra,para evitar la caída del pecho y la fijación de arrugas en el escote, son horribles ¿verdad? aplico un poquito de crema  corporal Akerat de Avène en el escote, pues es muy, muy densa, pero es una parte que requiere incluso más hidratación y nutrición que la piel del rostro. http://www.pillowbra.com/

Esta crema, la suelo utilizar también cada vez que regreso a Madrid después de las vacaciones, pues es la única que evita que la piel comience a pelar y a agrietarse.  Tan sólo durante unos días hasta que la piel se vuelva a adaptar al clima tan seco que tenemos aquí. Su precio es de unos 18€ y se presenta en un tamaño de 200ml. Su duración es de más de 1 año. Como podéis ver, la calidad relación/precio es óptima.

Todo este ritual tan sólo requiere de 10 minutos por la mañana y otros 10 por la noche, pero os aseguro que los años “pasarán en balde”.

Por último y aunque para esto soy más perezosa y casi nunca tengo tiempo, un peeling, al final de cada estación, y mascarillas y exfoliantes cada semana aportarán brillo y te ayudarán a mantener a raya las imperfecciones.

Y si alguna noche llegáis a casa agotadas y no estáis por la labor de perder 10 minutos de sueño, tener siempre a mano unas toallitas desmaquillantes en la mesita de noche, aunque no es lo más recomendable pues no limpian en profundidad, al menos no mancharas la almohada! y a tú piel le darás un pequeño respiro hasta el día siguiente!